Grabados


"Lidia Paladino"
No es muy común que los grabadores utilicen el paisaje como medio de expresión. En la historia del arte tenemos que remontarnos al siglo de oro del arte flamenco y holandés, donde sus artistas se embriagaron estudiando las formas de la naturaleza, especialmente su luz. De esa época sobresalen Jacobo Ruisdael y especialmente Hércules Seghers, un antecesor de Rembrandt. También hicieron su aporte en Italia, Canaletto, Tiépolo y Piranesi y en Inglaterra Whistler.
En la época contemporánea, nos legaron las más bellas planchas de paisajes, Millet, Rosseau, Daubigny, todos los maestros de la Escuela Barbizón. En la actualidad los grabadores prefieren utilizar los más variados medios de expresión detrás de las diferentes búsquedas sobre ideas y teorías contemporáneas.
Es meritorio el caso de Lidia Paladino, que con fresco romanticismo – ignorando el entorno de un torvo expresionismo- se zambulle con gran libertad y autenticidad a expresarse a través del paisaje. Desarrolla una técnica muy personal, utilizando el clásico aguafuerte (mediante aguatintas, barniz blando y buril) logrando aterciopelados trazos envueltos en sutiles grises que aportan riquezas plásticas para una sensibilidad expresiva.

Alfredo de Vincenzo. Octubre 1991.

 

 

Litografías
Buriles
s